El Cuatro

 

El número cuatro se asocia con el planeta Urano y simboliza la estabilidad, la firmeza, lo concreto y lo sólido. Es por tanto una de las vibraciones más estables. Las personas con el número cuatro en sus vidas tienden a ser perseverantes, sensatas, responsables y tenaces, con una gran capacidad de trabajo, con constancia y esmero, lo que suele repercutir en una posición destacada en el ámbito laboral. Les gustan las cosas claras, la disciplina y el orden, por lo que se sienten cómodas en los ambientes en los que reine la rutina. En el plano personal, también resaltamos que los individuos que se identifican con este número son serenos y templados, poco dados a las grandes demostraciones afectivas, si bien suelen ser fieles y leales con sus seres queridos.


Principales rasgos positivos: responsabilidad, inteligencia, agudeza mental, honestidad, optimismo, fuerza, valentía, tenacidad, sinceridad.


Principales rasgos negativos: arrogancia, inestabilidad, susceptibilidad, pesimismo, mezquindad, insatisfacción.