El Seis

 

El número seis, asociado al armónico planeta Venus, simboliza la búsqueda de la belleza como expresión perfecta del equilibrio. Este número aporta a las personas que lo poseen armonía, comprensión y sentido de la justicia en todos sus actos, con una habilidad particular para ajustarse a las necesidades de los demás y de su entorno. Los individuos con este número son espirituales, justos y comprensivos, decantándose hacia cualquier forma de arte como modo de expresión vital. También tienden al retraimiento y la introspección en algún momento de sus vidas con el fin de alejarse del mundo físico y alimentar su plano espiritual gracias a la meditación, con cierta predisposición al aislamiento y a una excesiva vulnerabilidad.

Principales rasgos positivos:
confianza, meticulosidad, ingenuidad, lealtad, solidaridad, comprensión, altruismo.

Principales rasgos negativos:
inestabilidad, manipulación, distracción, confusión, debilidad, miedo, depresión.