El Siete

 

El siete, simbolizado por el planeta Neptuno, es el número de la fuerza espiritual y, al igual que el número cinco, también se manifiesta con cierta frecuencia en nuestro mundo: los 7 días de la semana, las 7 notas musicales, los 7 colores del Arco iris, los 7 pecados capitales, etc. Generalmente, los individuos con este número se sienten muy ligados a los aspectos metafísicos y ocultos de la vida, con un potencial seguro para la meditación, la reflexión y la intuición. A un nivel personal, las personas que poseen este número son en general metódicas, estudiosas y analíticas, con unas cualidades innatas para la observación y la reflexión. En el plano afectivo, se trata de personas altruistas, protectoras y generosas con los seres amados, coherentes con sus sentimientos y nobles en sus demostraciones de afecto, lo cual posibilita que puedan estrechar lazos fuertes y sólidos con su entorno y con los seres más allegados.


Principales rasgos positivos:
observación, intuición, nobleza, valentía, bondad, dignidad, fortaleza, humildad, idealismo, sensatez, ecuanimidad, discreción, sabiduría.


Principales rasgos negativos: pesimismo, destrucción, conformismo, falta de iniciativa y de ambición, monotonía, pereza.