El Ocho

 

El ocho es el número de la evolución y del poder. Este número se asocia con el planeta Saturno y simboliza el doble círculo (la búsqueda infinita). La tenacidad, ambición y fuerza de voluntad para conseguir los objetivos marcados serán una constante en las vidas de las personas regidas por una vibración ocho. Además, los individuos que se identifican con este número son dotados de una energía potente que les aporta cierta seguridad y control sobre todos sus actos, lo cual suele repercutir favorablemente a nivel profesional y monetario, donde brillarán y destacarán. Es también el número del sacrificio, de los logros alcanzados con la fuerza del empeño y de la voluntad constantes, un premio a la perseverancia.


Principales rasgos positivos: sensibilidad, simpatía, cordialidad, brillo social, sentido del humor, espontaneidad, capacidad de adaptación, constancia, elocuencia, ambición.


Principales rasgos negativos: hipocresía, indiscreción, desorden, dispersión, autocompasión, hipocondría, frialdad, pesimismo.